Cómo encender o apagar la tele con sólo pensarlo

5 10 2009

José Casado Portela es uno de los cinco usuarios del Centro de Referencia Estatal (CRE). | EfeJosé Casado Portela es uno de los cinco usuarios del Centro de Referencia Estatal (CRE). | Efe

  • El CRE realiza pruebas del sistema Brain Computer Interface
  • El objetivo es controlar mediante órdenes mentales un hogar

Luis V. Huerga | Efe | León

La concentración mental podría revolucionar la aplicación de las nuevas tecnologías adaptadas a las personas con discapacidad, tras la prueba experimental que se realiza en el Centro de Referencia Estatal (CRE) para la Atención a Personas con Grave Discapacidad, en San Andrés del Rabanedo (León).

Cinco usuarios del centro realizan durante estos días pruebas del sistema Brain Computer Interface (BCI), mediante el que se pretende que el discapacitado, tan sólo con el uso de la mente, sea capaz de realizar, sin movimientos físicos, tareas como encender o apagar un televisor.

Se trata de una experiencia que desarrolla el Grupo de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Valladolid (UVa) con estos usuarios del CRE de San Andrés del Rabanedo, tres mujeres y dos hombres, para que puedan llegar a controlar mediante órdenes cerebrales un hogar o recinto equipado con infraestructura domótica.

Una tarea extremadamente compleja, pero que va dando sus primeros pasos en este periodo de experiencia que se prolongará hasta el mes de diciembre, con el que se pretende mejorar el sistema BCI y, sobre todo, que los avances permitan a los usuarios incrementar su autoestima.

El sistema incluye un software sencillo que discrimina entre dos tareas, mediante el que se pretende que el usuario pueda llegar a encender o apagar la televisión, poner música o activar un vídeo digital.

El sistema incluye un software sencillo que discrimina entre dos tareas

El discapacitado, tan sólo con la mente, imagina que mueve su mano derecha o su mano izquierda, y así consigue desplazar en la pantalla del ordenador una bola hacia la parte izquierda o derecha de la pantalla, según su elección.

En cada uno de los laterales del monitor existen dos barras, una roja y otra azul, que cuando la bola, gracias al movimiento que ha provocado la concentración mental, consigue entrar en contacto con ella, se activa un menú.

Si el usuario piensa en su mano izquierda, la bola se dirige hacia la barra azul, que provoca que pueda irse desplazando por las diferentes opciones del menú.

Una vez elegida la opción, el discapacitado se concentra y piensa en el movimiento de la mano contraria, que le permite activar esa opción que ha seleccionado y, finalmente, logra darle a un aparato electrónico la orden que desea.

Se trata de una tarea aparentemente sencilla, pero que requiere un alto grado de concentración por parte del usuario, al que, previamente, se le han de colocar unos electrodos en las orejas y un gorro de encefalograma sobre la zona motora del córtex, conectado, a su vez, con un amplificador que envía las órdenes al aparato musical, televisión o vídeo digital.

Pero antes de todo eso, el usuario se debe someter a varias sesiones de entrenamiento con una pantalla en blanco, en la que aparecen las palabras izquierda y derecha, para que logre pensar en el movimiento de su mano izquierda o derecha y la actividad cerebral pueda ser captada por los electrodos.

Ésta ha sido la primera semana que se ha experimentado con los cinco usuarios del CRE, aunque la primera fase del entrenamiento durará otras tres más.

Hasta el momento, la experiencia está resultando satisfactoria, aunque los avances van lentos por la dificultad del proyecto.


Acciones

Information




A %d blogueros les gusta esto: